¿Nutricion y Salud Natural?


Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.comSello de calidad Medicina 21¿Porqué Nutrición y Salud Natural?

Tenemos algunas razones para dedicarnos a esto, y haber escojido este título.
Partimos de una premisa, que alguien podría llamar creencia, pero que consideramos suficientemente probada. Por la ciencia y por la evidencia.

Nuestro cuerpo físico, es fruto de una evolución natural durante millones de años.

Esta frase – tan simple- nos lleva a algunas conclusiones:

Nuestro organismo, los diferentes órganos y/ sistemas, están organizados de una forma determinada a estas alturas de nuestra evolución. Y no la podemos modificar. Al menos, por ahora, de forma significativa. De manera inmediata.
Es importante tener en cuenta la forma en que funciona nuestro organismo, si queremos que lo haga bien.

¿Cómo hemos llegado a esta constitución física?
Básicamente, nuestros antepasados han evolucionado tratando de sobrevivir.
De acuerdo con las condiciones y circunstancias en las que se encontraron, utilizaron los medios conocidos y disponibles que le permitían mantenerse vivos: alimentación, abrigo, etc…
En relación con la alimentación – con la que obtenemos la materia prima para respirar, para regenerar nuestras células,…para mantenernos vivos-, según los medios utilizados fueron sobreviviendo mejor los más adaptados:
Aquellos que comían lo que su cuerpo podía aprovechar adecuadamente, sobrevivían, y conseguían reproducirse. Los que no obtenían lo necesario, los que comían materias tóxicas, o arriesgaban en sus intentos para conseguirlo, fallecían prematuramente. Consecuentemente:
Nuestros antepasados consumían muchos más vegetales, porque no tenían que arriesgar su vida en el intento de cazar al animal. Porque los tenían más disponibles.
Nuestros antepasados comían muchos alimentos crudos , porque no siempre tenían disponible el fuego, etc.

En los últimos 2.000 o 3.000 años, los cambios en nuestro entorno se han ido acelerando de manera progresiva y, consecuentemente, los elementos a nuestra disposición:
La agricultura, la ganadería, el clima y, en general, el estilo de vida conformado por la organización de nuestra sociedad, ha impuesto cambios de forma “repentina”. Difícilmente podemos comparar millones de años de evolución, con unos cuantos miles que tienen nuestras civilizaciones.
Y en los últimos 100 ó 200 años, los cambios han sido radicales. Los cambios y la capacidad de influencia de la sociedad, los medios de comunicación, la industria,…incluso el medio ambiente, sobre los individuos, ha supuesto, sencillamente, una revolución.

Observamos en nuestro entorno que, en muchos casos, no somos conscientes de las consecuencia de obviar nuestra historia y prehistoria: Consumimos demasiada carne, harinas refinadas de modo habitual, usamos diaria y asiduamente el azúcar blanco, los medicamentes de forma indiscriminada, mantenemos un estilo de vida más sedentario, queremos transformar nuestro aspecto físico arriesgando nuestra salud,…
Y todo esto afecta negativamente a nuestra calidad de vida y nuestra salud: obesidad, problemas cardiovasculares, gastrointestinales, psicológicos…, aumentan contínuamente en nuestra sociedad.
Por otra parte, muchos de los nuevos conocimientos, el desarrollo de la ciencia y la medicina han permitido prolongar nuestra vida. Esto, a su vez, plantea nuevos retos.

Nuestra nutrición es, sin duda, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Es fundamental. Puede ayudarnos a prevenir muchos de estos problemas. Incluso a solucionar algunos.

En este espacio, nos planteamos el objetivo de divulgar información relacionada con la nutrición y la salud, que pueda servir para recordar la importancia de esos procesos naturales. Con estos procesos trabaja nuestro organismo para mantener un estado saludable.

Por último, una aclaración. Independientemente de todo lo anterior, compartimos la idea de que todos los organismos son independientes y, a la vez, mantienen una interacción, incluso más allá de sus aspectos y/o composición física.
Las únicas razones para dedicar la mayor parte de nuestra labor a la parte física -y no a lo que podríamos llamar “espíritu”- de nuestra vivencia, es nuestro mayor conocimiento y la imposibilidad de llegar a todas los aspectos de forma efectiva, práctica y seria.

Esperamos, sinceramente, te resulte de interés.
Jesús López
dirección

Este es un espacio abierto.
Te agradecemos tus comentarios y colaboración.

Paginas webs

Deja un comentario