Etiquetado de alimentos


Certificacion de Web de Interes Sanitario de PortalesMedicos.comSello de calidad Medicina 21El etiquetado de los alimentos nos puede facilitar nuestra decisión de compra.
Nos puede ayudar a valorar diferentes productos, a distinguir calidades y a interpretar diferencias de precio.
En definitiva, nos puede ayudar a tomar una decisión más acorde con nuestro propio interés, pero…

¿Cómo interpretar las etiquetas de los productos alimentarios?

En España, el etiquetado está regulado por normas de la Unión Europea, que rigen en todo este mercado.
Todos los productos envasados deben llevar etiquetas.

Etiquetado General

En el etiquetado debe de aparecer la siguiente información:

Denominación. Qué es el producto.
Consejo: Fíjate para no confundir, por ejemplo, “helado con sabor a fresa” con “helado de fresa “.
Composición. De qué está hecho.
Consejo: Cada uno de los ingredientes aparecerá en orden decreciente (de acuerdo con su peso o volumen), incluidos los aditivos. Fíjate en qué orden aparecen los ingredientes principales o de tu interés. Esto es importante para saber realmente lo que compras. Algún fabricante puede utilizar la denomicación o el nombre del producto para ser atractivo, aunque el contenido del ingrediente en cuestión sea reducido. Este factor afecta al precio en la mayoria de los casos.
Ejemplo:
Bebida preparada de chocolate 1.
Ingredientes: Agua, Soja descascarilla, cacao, azúcar, conservantes,…
Bebida preparada de chocolate 2
Ingredientes: Agua, Soja descascarillada, azúcar, cacao, conservantes,…
En este ejemplo, el orden nos indica que el primer producto contiene más proporción de cacao (dispuesto en tercer lugar), que el segundo (dispuesto en cuarto lugar).

Contenido. Qué cantidad contiene (volumen o peso).
Consejo: En algunos casos es importante fijarse en la medida utilizada. Por ejemplo, el contenido puede aparecer reflejado en peso (gr) o volumen (ml). Si comparamos dos productos similares, es importante verificar que la unidad de medida es la misma.

Fecha de caducidad o Consumo preferente. Hasta cuándo consumir.
Si aparece la “fecha de caducidad“, el consumo del producto, pasada esta fecha, puede afectar seriamente a la salud.
Si no se deteriora con facilidad, aparecerá “fecha de consumo preferente“. El consumo después de esa fecha, no será necesariamente nocivo, aunque puede haber perdido cualidades organolépticas (sabor, olor, textura,..).

Conservación. Indica cómo se ha de conservar. Es obligatorio en productos que requieren frío. Importante seguir estas indicaciones para evitar el deterioro del producto, pérdida de cualidades, etc.

Uso. Cómo se usa. Necesario cuando pudiera causar una utilización incorrecta.

Fabricante. Quién lo ha fabricado.

Origen. País de origen. Obligatorio si el producto es importado.

Etiquetado Nutricional

Esta información es obligatoria cuando el producto incluye mensajes relacionados con la nutrición. Ejemplo, “Bebida de soja”.

Permite conocer las características nutricionales de los productos alimenticios, para que el consumidor pueda elegir de acuerdo con sus necesidades.

Debe incluir:

Cantidad de nutrientes desglosados (proteínas, glúcidos,…).

Valor enegético. Calorías que aporta.

Contenido de fibra y/o vitaminas por cada 100 gr.

La abreviatura CDR indica la Cantidad de ingesta Diaria Recomendada de diversos nutrientes y para diferentes estados fisiológicos.

Aditivos alimentarios

Son sustancias que se añaden a los productos alimentarios con diferentes finalidades:
Mejorar la conservación y preservar sus propiedades originales.
Preservar su valor nutritivo, evitando la degradación de nutrientes (vitaminas,…)
Conservar su textura y consistencia.
Mejorar sus características de sabor, color y olor.

En la etiqueta de cada alimento deben aparecer todos los aditivos utilizados en su elaboración. Con su nombre o con un código.
Indicando previamente la función para la que están autorizados (conservante, antioxidante, colorante, estabilizante, emulgente o edulcorante), cada código está formado por la letra E (autorizado por la UE), seguida de un número.

Las funciones y recomendaciones acerca de los principales aditivos son:

Conservantes. Utilizados para conservar los alimentos. Los más desaconsejables son los nitritos y los nitratos.

Antioxidantes. Empleados para impedir la oxidación de los alimentos.

Colorantes. Añaden color a los alimentos. Uso: Enmascarar falta de materias primas en la elaboración o subsanar las decoloraciones producidas durante el procesado y manipulación.

Estabilizantes y emulgentes. Para mantener el aspecto físico de los productos como si estuvieran recién preparados. Evitan formación de grietas o cristales.

Edulcorantes. Para endulzar los productos.

Observaciones sobre aditivos
Teóricamente, los aditivos son seguros siempre que estén en las dosis autorizadas. Las autoridades sanitarias aseguran que antes de autorizar cada aditivo llevan a cabo un estudio muy exhaustivo del mismo.
Mi opinión personal es que las autoridades se relajan un poco con este tema de los aditivos.
Realmente, los controles son muy similares a los de cualquier fármaco. En ocasiones, más estrictos. Aunque esto no nos sirva de consuelo sabiendo lo que ocurre con algunos fármacos, nos puede dar algo de tranquilidad.
En cualquier caso, es un tema controvertido.
Como ejemplo, puedes echar un vistazo a un documento obtenido personalmente en la sala reservada de descanso para el personal en un hospital público. Fíjate en el conservante E330. Se trata, simplemente, de ácido cítrico. Si. Ese que está en los limones.
Es una cuestión compleja y controvertida. La cuestión no es solo del compuesto químico aislado, sino de cómo se obtiene industrialmente ese compuesto.
Por otro lado, también ha habido retrasos al prohibir uso de algunos aditivos como el aspartamo, durante bastante tiempo autorizado en España, y actualmente prohibido, y al que se le atribuyen serias consecuencias para la salud.
Lo dicho. Un tema controvertido.

Deja un comentario